miércoles, 3 de septiembre de 2014

Lamen

Todos asinados
entre caldo, palitos
entre comida en boca, gritos
tus ojos rasgados
bien abiertos, entraron.

El plato se posó en tu mesa
con verte aprendí
a comer ramen
y así me dijiste, sin decir
"para comer ramen hay que convertirse
en niño
o en un animal muy pequeño"

Entonces un dedo, otro sobre los palitos
el índice de soporte para el palito externo
el dedo gordo, para el interno
"para comer ramen hay que abrir
los ojos bien grandes"

Las pestañas casi tocaban tus cejas
cejas tan cerca de tus ojos
envolviste los fideos y los enredaste
en los palitos
sonreías, no parabas de sonreír
no parabas
los dientes
no parabas.

Los ojos bien abiertos
no parabas
"para comer ramen hay que ser
un gigante"

Los fideos entraban
con ritmo
así: succión-pare-succión-pare-succión
los dientes delimitan el espacio
de entrada
los labios solo son un remanso
de sopa.

Los palitos acompañan durante la succión
se detienen, suben, se detienen
no parabas de sonreír
no parabas
los ojos brillantes decían
"para comer ramen hay que saber
mirar"
mirar el plato hasta encontrar
tu reflejo más bello
el que te conmueva.

Los ojos no paraban.
Las luces bajas, sobre la mesa
iluminaron el momento
más bello
dijiste
sin decir, me dijiste
los ojos, no paraban
me dijiste y corregiste,
sonriendo,
con tu acento
"LAMEN"

martes, 29 de julio de 2014

Haiku

El texto en mis manos
Lo desgarro
Como a tu garganta

Te canté

Quiero rayar, crear, sonar, explotar
Engullir, gritar, cantar, mirar más allá
Quiero, quiero, quiero
Que se pase, que largue, que escupa
La ansiedad por los poros
Que cante, que cante
Que no te muevo un pelo
Que en el sueño
Eras calidez y confusión

Quiero rayar, crear, sonar, explotar
Engullir, gritar, cantar, mirar más acá
Desenredar nudos, todos los días
Nudos en las nubes
Descifrar algún misterio
Tener alguna idea
Algo come por dentro
Quiero traspirarlo, exhalarlo

Correr, correr y correr
Hasta dejar un camino
Que voy a tapar con flores
Quiero
Volar
No sirve irse lejos
No sirve y aún quiero
Reconfirmar
Que no te vas, que duele

Que duele
Rayar, crear, sonar, explotar
Engullir, gritar, cantar, mirarTE
Ya no sirve
Ver estos continentes
Se cerrarán los ojos
Nos desgarraré
Cansada
Cansada te canté

Te canté

sábado, 28 de junio de 2014

La nada

Suena Paloma del Cerro, Macedonio y David F. W. toman mates, hablan sobre el solipsismo...



La Muerte no es la Nada, sino que nada es.
El Nacer no es la Vida, sino que nada es.
Equivócase, por terrenal, el Corazón si te llora
pues en nuestra mente estás, y estuviste antes de sernos visto
En nuestra mente todo lo que eres, está
pues nunca estuviste sino en nuestra mente
y nuestra mente es la única que jamás existió.
Amarte, pues, debemos, pues que vives
y no Dolerte, pues no cabe perderte.

martes, 29 de enero de 2013

Lo que nos sale y lo que no


♥ Hoy llegás, y yo no tengo nada resuelto, pero todo listo. Hoy vi un video en el que una persona había pensado que lo tenía todo resuelto, y una mirada detrás de unos lentes de marco cuadrado cambió el curso de sus cosas. Son esas simplezas, donde dicen, mora la vida, las que ahora solo veo detrás de una pantalla, en esta silla que gira.

♥ Vas a venir llena de preguntas y de historias; vas a venir de la tierra que me diste, con ese secreto que tenemos para compartir entre mates. Vas a mirar con cuidado el jardín y a contar los tomates cherry que saqué de la primera cosecha. Vas a lustrar los muebles, por más de que ya lo haya hecho. Vas a traerme algo con colores, del otro lado del río, que voy a amar y a vestir.


♥ Yo solo tengo para darte esta mejilla derecha y una perra limpia. Puedo cocinarte una pizza y esperarte, pero debo prepararla con sutileza, para esconder su promiscuidad. Tal vez si coloco la salsa así, si corto el queso asá. Si condimento esto así, si agrego esto asá. Si agarro todo con la yema de los dedos.


♥ Quiero que sepas que puse mucho empeño para barrer la vereda y demostrar así que había alguien presente. Quiero que puedas percibir la primera brisa de la mañana que encerré, para que puedas sentirla esta noche. Quiero que sepas que coloqué las sillas enfrentadas a modo de señal, y que por algo dejé esa parte del piso sin barrer. Porque es tu lugar, porque tenés el derecho.


♥ Quiero que empecemos a usar delantales y guantes; eso es algo que decidí ayer. Quiero que tu curiosidad no nos mate. Que no uses moños, porque a ustedes les quedan mal. Que esa música que no entendés y que no te gusta es mi favorita. Que soy eso. Que no quiero poner ese cuadro ahí. Que ya no ocupás ese espacio.


♥ Hoy quiero decirte lo que soy, que soy eso. Lo que quiero hacer. Lo que me sale y lo que no. Quiero ver en tus ojos el reconocimiento, después de decirte todo esto. Quiero reafirmar que la película que vi ayer fue causalidad. Quiero todo esto, pero solo tengo en manos un silencio y un turno para el miércoles, con Paula.





miércoles, 11 de abril de 2012

Cómo hago para detener al gigante

Vengo esperando ese mensaje
hace más de media hora.
Por más de que mire cada poro
que hay en mi nariz
y encuentre constelaciones entre ellos
sé que esta noche no me vas a dar la mano.

*

No me enseñaron a detener este gigante
que me saca un cabello por día;
yo solo puedo hacer con ellos un bollito
y pegarlos contra un azulejo en el baño.
Esa maraña tendrá algo que decirme
cuando termine esta cosecha.

+

Desde acá puedo oler esa fragancia
a cansado, pero aun apasionado.
Mientras vamos a hacer las compras
miremos hacia arriba,
en alguna de esas grandes copas de árboles
podemos encontrar nuestro lugar.

/

En algún lugar de mi cuerpo
queda un poco de pintura.
Esa es una mancha que nadie me enseñó a quitar.
Y vuelve el gigante, vuelve a pisarme
cada dedo del pie,
como se pisa la colilla del cigarrillo.

-

Sigo esperando ese mensaje
ya hace más de una hora.
Te dejé un beso en la mesa de luz,
una esperanza de alarma
y una tarta de atún en la cocina
para esta larga vigilia.